Domingo en blanco

Con los pies en la tierra se han esfumado los poemas de mi cabeza.
Me han abandonado las palabras
al mismo tiempo que voy dejando atrás mis pasiones ocultas,
secretos tan guardados que ya,
ni si quiera yo,
soy capaz de hallarlos.
He escapado de los dictados del corazón
y las manos han dejado de susurrarme versos.
Ni la libertad de métrica salvan este domingo en blanco,
vacío,
como un lienzo aún por estrenar.
¡Qué difícil contener el llanto,
soportar el abandono de la inspiración,
vivir sin que las letras fluyan!
La solución única, placer indeseado.
Sentir, aunque duela.
Ahora, después.
Siempre.
Solo eso permitirá que las ideas vuelvan a volarme el sentido.

VERSOS DE NAVIDAD

La navidad es como una ventana.

Estos días nos asomamos a nuestros recuerdos.

Rememoramos aquello que nos cambió,

lo que nos dolió,

los momentos que nos enseñaron,

sonreímos cuando regresan los instantes en los que fuimos felices…

Son esos recuerdos a los que tenemos que aferrarnos para soportar los días tristes;

son las personas que los provocaron las banderas que deberían ondear siempre en nuestra vida.

La navidad es como una ventana.

Es el tiempo de abrirla para permitir que nos alcancen nuevas ilusiones, nuevas metas, etapas mejores…

Soñar. Permitirnos imaginar y anhelar con libertad.

Soñar que el nuevo año nos dejará cumplir nuestros deseos.

Disfrutar del camino, de la compañía, de las emociones.

Y vivir.

Sobre todo, eso:

que la vida nos permita vivirla como queramos.

Escribir escribe escribiendo

Escribir escribe

Escribir duele

porque connotan demasiado algunas palabras.

Escribir cura

porque acuna la tristeza.

 

Escribir condena

porque convierte en inmortales los recuerdos.

Escribir libera

porque deja que se escapen las emociones.

Continúa leyendo Escribir escribe escribiendo

Noviembre

IMG_0554
Lisboa. Junio de 2017.

No era invierno, pero la

Oscuridad de aquel día trajo el frío y

Vació esa historia, aún a medias, debido a la

Insurgencia de las palabras. No 

Era invierno y, sin embargo, no hubo

Manera de cubrir aquel corazón que solo

Buscaba pintar de otro color sus

Recuerdos…Se rompió y esa fractura

Estremeció el equilibrio del presente.

Oscuridad y azul

IMG_0607
Palacio da Pena. Sintra. Junio de 2017.

La oscuridad resguarda y reconforta. Las cuatro paredes y el techo que nos rodean salvan de la realidad. O eso creemos.

Quien no se lanza a la calle nunca descubrirá la mierda que hay en el mundo, ni sabrá lo que es enfrentarse cada mañana a esa cicatriz del alma que te dejó aquel día en que todo se torció, ni se enterará de que se puede caminar airoso a pesar de las piedras que se acumulan en tu maleta. Continúa leyendo Oscuridad y azul