Libres

No quiero los versos tristes de Neruda,

ni aquellos de Lorca que presagiaban su injusto desenlace.

No quiero la ironía de Quevedo,

la retórica de Góngora.

No quiero, triste espíritu, volver…

No quiero tampoco la ventana a la vida de Ángel González,

el desgarro de las historias de Iribarren,

el desamor del que hablan Elvira Sastre o Marwan.

No quiero romperme al releer a García Montero.

No quiero ahogar la noche en aquel libro que duerme en mi mesita.

Hoy quiero hacer poesía con nuestros cuerpos.

En consonancia y no en consonante.

Libres.

Sin métrica ni mesura.

Libres.

Y en nuestros versos, libres,

hacer del amor un arte mayor.

Feminista

liberta me
Lisboa. Junio de 2017

Para que nadie nos ponga precio.

Para que mi trabajo valga lo mismo que el tuyo.

Para que no nos hagan preguntas improcedentes.

Para que las amas de casa no sean sirvientas de su propio hogar.

 

Para que podamos correr persiguiendo sueños

y no huyendo de sombras.

Para que iniciemos caminos de ilusiones y no de miedos.

Para que la vuelta a casa no sea aferrada a unas llaves.

Para regresar. Siempre.

Continúa leyendo Feminista